NORMAS DE CONVIVENCIA

El IES Tomás de Iriarte, como todo grupo organizado, necesita un mínimo de normas o reglas de actuación que ayuden y faciliten la consecución de los fines educativos. Por ello es muy importante que tanto el alumnado del IES como los padres y las madres deban conocerlas.

IES faltas leves

Conductas contrarias a la convivencia de carácter leve

  • La falta injustificada de puntualidad.

  • La falta injustificada de asistencia a clase.

  • No presentarse injustificadamente a los exámenes previstos.

  • El estar fuera del lugar correspondiente a cada curso y hora.

  • El no disponer del carné de estudiante del Centro o el negarse a entregarlo al serle requerido, para su identificación, por el personal del Centro.

  • El comer, beber, mascar chicle, etc. durante la clase.

  • La actitud pasiva del alumno hacia el estudio y a las orientaciones del profesorado respecto a su aprendizaje (p.ej. no traer el libro, apuntes u otro material necesario para el desarrollo adecuado de la clase, copiar en exámenes…)

  • Las actitudes disruptivas aisladas siempre que no sean reiterativas (gestos o palabras desconsideradas hacia miembros de la comunidad educativa).

  • Causar por uso indebido daños leves en los locales, material o documentos del centro o en las pertenencias de los demás miembros de la comunidad educativa (p.ej. pintar en las mesas, sillas, persianas, paredes…).

  • La utilización de prendas de vestir inadecuadas para un lugar de trabajo y estudio ropa de playa, cholas, tops cortos, camisillas de asillas, pantalón corto, ombligos descubiertos, ropa y complementos exagerados.

  • El incumplimiento de tareas encomendadas por un profesor/a.

  • La no entrega, en tiempo y forma, del boletín de calificaciones o de cualquier otro comunicado a su familia.

IES Zen

INTERVENCIÓN DEL PROFESORADO

  • Reflexión en un lugar apartado del aula para el reconocimiento de la inadecuación de la conducta
  • Compromiso escrito entre el profesor/a y el alumno/a.
  • Amonestación privada o por escrito comunicándola a sus padres
  • Reparación del daño, en el caso del supuesto
  • La pérdida del derecho a disfrutar del recreo. En este caso será el propio profesor el que se debe encargar de vigilar que se cumpla la sanción.
  • La retención de los aparatos electrónicos en la Dirección hasta fin de curso, si se sorprende a algún alumno/a haciendo uso de los mismos, sin autorización y de forma reiterada.
  • Realización de trabajos educativos en horario no lectivo relacionados con el tipo de conducta inadecuada
  • La exclusión de actividades extraescolares previa comunicación a la Jefatura de Estudios.
  • Notificación mediante un parte disciplinario: en ocasiones la simple amonestación verbal es insuficiente se redacta un parte disciplinario y se comunica a sus padres que deben acudir al Centro para firmarlo.
  • Remitiendo los partes de disciplina al Equipo de la Gestión de la Convivencia

Serán consideradas circunstancias atenuantes:

  • El reconocimiento espontáneo de la conducta incorrecta.
  • Reparación espontánea de los daños.
  • La petición pública de excusas, estimadas como suficientes por los afectados, que, en ningún caso, podrá suponer un acto de humillación o vejatorio hacia él o los alumnos implicados.
  • La falta de intencionalidad
  • La colaboración para la resolución pacífica del conflicto.
  • El cumplimiento de un acuerdo de mediación.

Serán consideradas circunstancias agravantes:

  • La premeditación y reiteración.
  • La incitación o estímulo a la actuación irregular colectiva.
  • Alentar al daño, injuria u ofensa a los compañeros de menor edad o a los recién incorporados al centro.
  • Cualquier acto que atente contra el derecho a la no discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, capacidad económica, nivel social, convicciones políticas, morales o religiosas, así como por discapacidades físicas o psíquicas, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
  • El incumplimiento de una sanción previamente impuesta por la comisión de una falta grave o muy grave.
  • La concurrencia de la circunstancia de violencia en los actos infractores.
  • La concurrencia de la circunstancia de personal docente en los agredidos física o verbalmente.
  • En el caso de la sustracción de bienes o pertenencias del centro o de cualquier miembro de la comunidad educativa, se atenderá al valor de lo sustraído. En idénticos términos se procederá cuando el alumno/a de forma intencionada o por uso indebido cause daño a los citados bienes o pertenencias.
  • El incumplimiento de un acuerdo de mediación.
  • El uso inadecuado de los medios audiovisuales.
  • La difusión a través de redes sociales.
  • La alarma social debido a conductas perturbadoras por acoso o intimidación a otro alumno/a.