Principios básicos

En el I.E.S Tomás de Iriarte consideramos fundamental basar la convivencia del Centro en los siguientes aspectos:

  • La salud de todos los componentes de la Comunidad Educativa del I.E.S.
  • Las relaciones personales que han de darse entre los citados componentes
  • Las actividades propias y puntuales de la acción educativa cotidiana: asistencia y puntualidad en la entrada y salida de las clases y recreos, normas de comportamiento en el recinto escolar, así como los procedimientos para mantenerlas y respetarlas.

El procedimiento disciplinario

Las conductas del alumnado, contrarias a las normas de convivencia y que no alcancen la consideración de faltas leves, podrán ser sancionadas por los profesores correspondientes, mediante los métodos oportunos, que deberán ser educativos y no privativos o lesivos de los derechos del estudiante.

Cuando la naturaleza de las conductas dé lugar a la apertura de un expediente disciplinario a efectos de gradación de las sanciones que puedan imponerse se tendrán en cuenta, además de su tipificación como falta leve, grave o muy grave, los siguientes criterios:


Serán consideradas circunstancias atenuantes:

  • El reconocimiento espontáneo de la conducta incorrecta.
  • La petición pública de excusas, estimadas como suficientes por los afectados, que, en ningún caso, podrá suponer un acto de humillación o vejatorio hacia él o los alumnos implicados.
  • La falta de intencionalidad.

Serán consideradas circunstancias agravantes:

  • La premeditación y reiteración.
  • La incitación o estímulo a la actuación irregular colectiva.
  • Alentar al daño, injuria u ofensa a los compañeros de menor edad o a los recién incorporados al centro.
  • Cualquier acto que atente contra el derecho a la no discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, capacidad económica, nivel social, convicciones políticas, morales o religiosas, así como por discapacidades físicas o psíquicas, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
  • El incumplimiento de una sanción previamente impuesta por la comisión de una falta grave o muy grave.
  • La concurrencia de la circunstancia de violencia en los actos infractores.
  • La concurrencia de la circunstancia de personal docente en los agredidos física o verbalmente.
  • En el caso de la sustracción de bienes o pertenencias del centro o de cualquier miembro de la comunidad educativa, se atenderá al valor de lo sustraído. En idénticos términos se procederá cuando el alumno/a de forma intencionada o por uso indebido cause daño a los citados bienes o pertenencias